No cabe duda que el color tiene un impacto en nuestra forma de sentir.  Desde tiempos antiguos los chinos y egipcios utilizaron la Cromaterapia como una forma alternativa para ayudar a sanar a sus pacientes.

Entre otros colores

  • El rojo se utilizaba para estimular el cuerpo y la mente así como para incrementar la circulación.
  • El amarillo para la estimulación de los nervios y por su efecto purificador.
  • El naranja era utilizado para sanar los pulmones e incrementar los niveles de energía.
  • El azul se usaba para disminuir el dolor y proporcionar alivio.
  • El índigo era el color indicado para tratar los males de la piel.

filipinasestamp2

Aunque en nuestros tiempos estas teorías se usan con escepticismo y tratan los efectos de la cromaterapia como algo temporal, algunos estudios han demostrado que los colores afectan a las personas de diferente manera.

Por ejemplo, el iluminar las calles con lámparas lámparas de luz azul  parece reducir el índice de criminalidad en donde se colocan. El color rojo parece hacer que la mayoría de la gente reaccione de una manera más rápida y con mayor fuerza ante situaciones externas.

 

filipinasestamp3

 

Finalmente, vale la pena mencionar que la temperatura tiene un efecto con la elección de colores. Por lo general a mayor calor, las personas parecen preferir los colores “fríos”, como el gris, azul, verde y morado; mientras que en zonas frías se listan como favoritos los colores “cálidos” como son los amarillos, naranjas y rojos.

Así pues, aunque el blanco represente la pureza e inocencia, también se puede sentir como frío, estéril y poco amigable. Por ello, creemos que bien valdría la pena romper el hielo con tus pacientes con un atuendo un poco más vivo y amigable. Te atreves?

 

filipinasestamp1